2009-02-25

¿Qué hace que un análisis sea crítico?

En la entrada anterior, nos definíamos como «unos cuantos aficionados críticos tanto con la versión oficial como con las versiones alternativas». En su respuesta, la página (aún anónima) la leyenda del análisis crítico nos reta de esta manera:

21/2/2009 >Respecto a lo señalado anteriormente por los de AC en cuanto a que son críticos con la versión oficial, sería interesante saber en qué son críticos con dicha versión. Estaremos encantados de ver algunas de sus verdaderas críticas, es posible que coincidamos en algo.< Fin de entrada

El error empieza en el planteamiento mismo. Cuando usamos la palabra «crítico» no hablamos de criticar como censurar, sino como juzgarlo, evaluarlo, ponerlo a prueba para comprobar si resiste un análisis. En este sentido, pueden satisfacer su deseo de leer alguna «verdadera crítica» por nuestra parte mirando los artículos de 11-S: Análisis crítico, pues la metodología no es distinta según la versión examinada, ni se trata de creer en una u otra, sino de comprender los argumentos presentados para concederle a cada cual la credibilidad que merece.

No es de extrañar que la versión oficial salga favorecida casi siempre. La cantidad de testigos, material fotográfico, informes de prensa, informes técnicos, pruebas físicas y otras evidencias es abrumadora en su favor y casi todos los intentos de «debunkearla» (si se nos admite la expresión) que hemos visto hasta ahora han resultado falaces, erróneos, fantasiosos o especulativos.

Así, por ejemplo, sobre las presuntas defensas antiaéreas del Pentágono, un oficial dice que no existen, lo cual quizá se puede considerar una «versión oficial». ¿Nos la creemos inmediatamente? No, se contrasta de todas las formas posibles disponibles a nuestro alcance. Por supuesto, no le damos valor al hecho de que miles de páginas web digan que todo el mundo sabe que existen, porque eso no constituye ninguna prueba. Únicamente consideramos aquellas con cierto mérito.

O el manido argumento de que no se veía ningún avión. Vistas las evidencias disponibles en forma de material fotográfico, si queremos emitir un juicio crítico al respecto es nuestra obligación moral presentarlas para que todos las contemplen, junto con una explicación lógica de lo que es esperable en caso de tal colisión. Eso no es óbice para que añadamos esta nota al final del artículo que las muestra:

Resumiendo: es cierto que parte de estas evidencias pudieron ser colocadas a propósito en el lugar (no todas: había muchos testigos presenciando la escena); es cierto que el origen de algunas fotografías no está lo bastante claro como para saberse con certeza si proceden de donde se dice que proceden. Pero en cualquier caso, no hay fundamentos para preguntarse "dónde está el avión".

Sí es cierto que hay unos cuantos aspectos del 11-S por los que censuramos la actuación del gobierno estadounidense. De ellos, algunos caen dentro del terreno sociopolítico, que hemos decidido no meternos públicamente a analizar, y otros consisten meramente en problemas que podían haberse evitado. Hay que aclarar que nos centramos sobre todo en las teorías calificadas como MIHOP (make it happen on purpose, provocar a propósito que ocurra) y no en las llamadas LIHOP (let it happen on purpose, dejar a propósito que ocurra), lo cual explica que no nos pronunciemos sobre muchos de los puntos de las teorías conspirativas. La evidencia en contra de las teorías MIHOP (demolición controlada, un misil en el Pentágono, retraso en la actuación del NORAD, derribo del UA93...) es suficiente como para descartarlas. Sin embargo, no descarta las teorías LIHOP.

Uno de ellos es, por ejemplo, la negligencia de la autoridad portuaria para mantener en buen estado las protecciones térmicas de la estructura de las torres. No sabemos qué grado de importancia tuvo este factor para que las torres cayeran, pero la posibilidad de que fuera determinante tiene unas implicaciones por las cuales los responsables deberían pagar si no lo han hecho ya; en cualquier caso, lo fuera o no lo fuera, dicha negligencia nos parece muy grave.

También ese cierto oscurantismo de los militares a la hora de divulgar más imágenes del interior del Pentágono que muestren restos nos ha resultado frustrante, aunque no sospechoso puesto que es su modus operandi habitual. Al fin y al cabo sí que hay unas pocas, las suficientes para ver que allí hay un avión destrozado. La hipótesis de la falsedad de dichas fotografías nos parece lo bastante improbable como para necesitar evidencias probatorias sólidas por parte de quien lo quiera mantener.

Y por supuesto la resistencia del FBI a hacer públicas las grabaciones de video tomadas en las cercanías del Pentágono, nos ha resultado igual de frustrante pero igual de comprensible. Naturalmente, no compartimos el mito de que el Pentágono es «el edificio más vigilado del mundo» (sin duda Fort Knox, por ejemplo, tiene mayor y más estricta vigilancia) y pensamos que las cámaras exteriores del Pentágono vigilan los respectivos accesos, no el cielo.

Más cosas. El informe de la comisión habla de 10 segundos de tiempo de caída de las Torres. Habida cuenta de la evidencia en vídeo, ese tiempo es irreal y un mínimo de 15 segundos por torre se ajusta mejor; el error no está subsanado hasta la aparición del informe del NIST (es de destacar, sin embargo, que ese aspecto del informe oficial sí es tomado como verdad absoluta por los «truthers», quienes no lo ponen en duda, faltando con ello al sentido crítico más elemental).

Tampoco se ha publicado suficiente información sobre el desarrollo de la investigación del FBI (PENTTBOMB); únicamente sus resultados finales. De nuevo, es así como trabajan siempre, no es nada especial, pero la falta de apertura en la investigación no ayuda a ratificar las conclusiones.

El exceso de celo por parte de la FAA cuando creyó que el AA11 todavía estaba volando, y así informó al NORAD, también es criticable. O su lentitud para informar sobre el secuestro del UA93.

De modo que somos críticos con la versión oficial, claro que sí. Por supuesto, lo anterior son sólo algunos ejemplos, no una lista exhaustiva.

Ahora, nos gustaría ver a algún creyente en las teorías conspiratorias aplicar el mismo criterio de verdad a la versión oficial que a las alternativas, que las ponga bajo la lupa de la misma forma. Siquiera de la misma forma que nosotros, comprobando todas las versiones y evaluándolas no por su fuente, sino por su contenido.

Los «truthers» están en clara desventaja debido a la presunción de inocencia. Esa desventaja radica en que ante dos argumentos especulativos contrapuestos, el que presume la inocencia es preferente. Pero, en lugar de afrontar esa desventaja superándola con pruebas sólidas, deciden normalmente ignorarla, dando mayor crédito a la especulación inculpatoria que a la exculpatoria.

E ignorar la presunción de inocencia es andar un camino muy, muy peligroso.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

La presunción de inocencia... ¡también para Al Qaeda!

En cuanto a la presunción de inocencia, eso es algo que se aplica a la hora de dictar sentencia. Antes, en caso de duda, ...investigar.

Por cierto, que una investigación más completa e imparcial es algo que podrían pedir los que creen en la versión oficial. Pero no lo piden. ¿Por qué será?

Pedro Gimeno dijo...

«La presunción de inocencia... ¡también para Al Qaeda!»

Por supuesto.

Pero sea Al Qaeda culpable o inocente, eso no demuestra ni refuta la parte de la versión oficial con la que tratamos, es decir, que diecinueve secuestradores islámicos secuestraron cuatro aviones, tres de los cuales los estrellaron contra las Torres y el Pentágono, causando la destrucción de todo el complejo, y el cuarto fue destruido con motivo de una revuelta de los pasajeros, mientras el ejército del aire se mostraba impotente para contener los ataques.

«En cuanto a la presunción de inocencia, eso es algo que se aplica a la hora de dictar sentencia. Antes, en caso de duda, ...investigar».

Estupendo, pero no acusar, como hacen muchos «truthers».

«Por cierto, que una investigación más completa e imparcial es algo que podrían pedir los que creen en la versión oficial. Pero no lo piden. ¿Por qué será?»

Pedir que se gaste dinero para investigar la versión MIHOP (la que acabo de perfilar) es ridículo. Sería una pérdida de tiempo y dinero. A título exclusivamente personal, te diré que en la otra no me meto porque el tema no me interesa. Si hay pruebas claras y se investiga, de acuerdo. Pero por lo menos que no se señale a nadie con el dedo ni se lleve a los tribunales ni se busque un linchamiento si las pruebas son escasas.

Asigan dijo...

La clave está en el carácter especulativo de las teorías que adjudican responsabilidad. No infringe la presunción de inocencia el fiscal que acusa sobre la base de una investigación. En cambio si lo hace quien se basa en conjeturas y especulaciones sin apoyo positivo.

Y, desde luego, sugerir que la presunción de inocencia es un simple artificio judicial, como si careciera de base ética que aconseja su introducción en todos los ámbitos, incluido el judicial, pero sin excluir el resto de juicios éticos o gnoseológicos, me parece ahondar ese camino que el artículo califica de peligroso.

La necesidad de una investigación "más completa e imparcial" es una generalidad que no puede suscribirse sin más. Si a eso vamos, es aplicable a cualquier investigación realizada jamás en cualquier época y sobre cualquier tema. La necesidad de invertir nuevos recursos, de reabrir heridas en las víctimas y sus familares, etc., debe ser justificada en todos los casos.

Pedro Gimeno dijo...

Una aclaración y un addendum a mi comentario anterior:

Por supuesto, «causando la destrucción de todo el complejo» aludía a todo el complejo WTC.

El addendum:

Dije: «Si hay pruebas claras y se investiga, de acuerdo. Pero por lo menos que no se señale a nadie con el dedo ni se lleve a los tribunales ni se busque un linchamiento si las pruebas son escasas».

Quería añadir que no he examinado en detalle las disponibles, pero si las pruebas sobre la hipótesis LIHOP son tan cutres como las de la hipótesis MIHOP, entonces realmente estamos ante un caso perdido.

Anónimo dijo...

La necesidad de invertir nuevos recursos, de reabrir heridas en las víctimas y sus familares, etc., debe ser justificada en todos los casos.

La necesidad de invertir nuevos recursos está bastante clara. Se trata de un asunto mucho más importante que el asunto Lewinsky, en el que se invirtió muchísimo más dinero.

Por otra parte, una investigación completa podría ser muy útil incluso en aspectos diferentes de las teorías conspiratorias alternativas. Por ejemplo, en mejorar las medidas de seguridad de los rascacielos.

En cuanto a lo de reabrir heridas de los familiares, sería todo lo contrario pues muchos familiares pertenecen al movimiento por la Verdad del 11-S. Y fueron los familiares los que presionaron para que se hiciese la Comisión del 11-S.

Pedro Gimeno dijo...

Anónimo dice:

«Por otra parte, una investigación completa podría ser muy útil incluso en aspectos diferentes de las teorías conspiratorias alternativas. Por ejemplo, en mejorar las medidas de seguridad de los rascacielos».

Eso ya ha ocurrido y ya se han tomado medidas. Por ejemplo, el edificio de Pekín que ardió ya estaba diseñado teniendo en cuenta lo aprendido el 11 de septiembre y posiblemente eso influyó en que no cayera (aunque todavía no estaba completo, precisamente a falta de colocarle las medidas antiincendios):

Arup's response to the World Trade Center disaster was swift, establishing an Extreme Events Mitigation Task Force charged with evaluating the risks of disasters similar to those that have taken place in recent years, analysing the technical challenges they represent and developing design solutions to address them. With typical zeal, and chaired by the late Tony Fitzpatrick, then chairman of Arup's Americas region, the task force mobilised the might of the firm's in-house research and development capabilities and specialist teams on tall buildings, fire, materials, structural analysis and other disciplines to see what lessons could be learnt from the World Trade Centre disaster.

http://www.arup.com/_assets/_download/download582.pdf

(El artículo parece un poco antiguo y trata sobre el edificio anexo CCTV, anterior al TVCC, pero por extensión cabe suponer que se aplicaron los mismos criterios a éste).

Por supuesto, Arup nunca dudó de las causas del siniestro.

-- Pedro Gimeno

Julio dijo...

Por otra parte, una investigación completa podría ser muy útil incluso en aspectos diferentes de las teorías conspiratorias alternativas. Por ejemplo, en mejorar las medidas de seguridad de los rascacielos.


Eso ya lo han hecho FEMA y NIST. Sin embargo, son estudios que son rechazados porque su origen es "oficial", pero que sin embargo en sus conclusiones exponen medidas a tomar para mejorar la seguridad de edificios, y que ya se han tomado en cuenta en la construcción de nuevos edificios, como por ejemplo el TVCC que se quemó en Pekín.

Julio dijo...

Se me adelantó Pedro :)

Pedro Gimeno dijo...

Bueno, no había nombrado a FEMA y NIST, cuyos estudios, por supuesto, fueron clave para Arup.

-- Pedro Gimeno

Asigan dijo...

La necesidad de invertir nuevos recursos está bastante clara. Se trata de un asunto mucho más importante que el asunto Lewinsky, en el que se invirtió muchísimo más dinero.

De sus palabras solo resulta claro que al asunto Lewinsky se le dedicaron recursos desmedidos, eso no justifica otra investigación en torno al 11-S ni convierte al caso Lewinsky en canon o referencia para fijar fondos en el futuro.

Por otra parte, una investigación completa podría ser muy útil incluso en aspectos diferentes de las teorías conspiratorias alternativas. Por ejemplo, en mejorar las medidas de seguridad de los rascacielos.

Mucho más útil resultaría un estudio bien financiado acerca de la seguridad en los rascacielos y una legislación sólida a ese respecto. El dispendio adicional debe ser justificado de manera independiente y concreta a los supuestos beneficios colaterales.

En cuanto a lo de reabrir heridas de los familiares, sería todo lo contrario pues muchos familiares pertenecen al movimiento por la Verdad del 11-S. Y fueron los familiares los que presionaron para que se hiciese la Comisión del 11-S.

Entonces no sería al contrario, si solo se trata de muchos Se seguirían abriendo heridas entre quienes no pertenecen a tal movimiento, sin más justificación que la de que algunas o muchas de las víctimas no "creen" la versión oficial. En este caso, la necesidad de justificación es incluso más apremiante.

Juan Carlos dijo...

A mi lo que mas raro me suena es que no hay exlicacion racional a la caida del Edificio 7. Cayó igual a las torres pero, pequeño detalle, contra él no se estrelló ningún avión. ¿Cual es la teoría oficial de porqué cayó?

Asigan dijo...

Juan Carlos:

http://11-s.eu.org/WTC7

Julio dijo...

Al parecer, los pisos eran demasiado largos. Al dilatarse y encogerse por la acción del fuego, algunos terminaron por romper sus juntas con unas columnas que recorrían el edificio entero de arriba a abajo, y que eran las que más peso soportaban en todo el edificio. Al quedarse sin apyo lateral, esatas columnas se doblaron (pandearon) arrastrando consigo el edificio entero.

Pedro Gimeno dijo...

Aquí está el enlace que ha puesto Asigan, en versión pinchable:

http://11-s.eu.org/WTC7

Y aunque Julio ha hecho un excelente resumen dadas las limitaciones de espacio, si quieres ampliar datos y sabes inglés, puedes acudir aquí, que hay unas cuantas respuestas a preguntas frecuentes de parte del propio NIST:

http://www.nist.gov/public_affairs/ factsheet/wtc_qa_082108.html

Y por supuesto está el tocho de informe mismo:

http://wtc.nist.gov/NCSTAR1/ NCSTAR1Aindex.htm

Y los vídeos que lo acompañan (con enlaces a otros documentos):

http://www.nist.gov/public_affairs/ releases/wtc_videos/wtc_videos.html

-- Pedro Gimeno

Pedro Gimeno dijo...

Perdón, me dejaba la chicha técnica, que está aquí:

http://wtc.nist.gov/NCSTAR1/NCSTAR1-9index.htm
«Structural Fire Response and Probable Collapse Sequence of World Trade Center Building 7 (two volumes)»

Anónimo dijo...

Pedro, muy interesante su sitio web y su blog. En un debate con un conspiranoico, este alegaba que el colapso del edificio WTC 7 no era consistente con el principio de conservación del momentum lineal basándose en que supuestamente la caída ocurrió en un tiempo de apenas fracciones de segundo de lo esperado en una caída libre.

Le pregunto a usted si tiene alguna documentación fiable sobre la determinación rigurosa del tiempo de la caída de ese edificio, y sobre el asunto de la ley de conservación.

Le agradezco de antemano

Pedro Gimeno dijo...

Hola, Anónimo. Gracias por los ánimos, pero ante todo, somos tres los autores, no uno; esto es una obra conjunta.

Sí que tengo cierta documentación, que considero fiable pero no es oficial, sobre el tiempo de caída del edificio 7, pero la explicación da para largo. En breve abriré un hilo en nuestro foro para tratar el tema. Si deseas comentarlo puedes registrarte allí.

Dirección del foro:

http://11-s.eu.org/foros/index.php

Gracias y saludos.

Pedro Gimeno dijo...

Ya lo he escrito:

http://11-s.eu.org/foros/thread-111.html

Anónimo dijo...

Gracias.

Paso entonces a inscribirme al foro para continuar la discusión.

Laissez faire dijo...

El expresidente George W. Bush (que también hizo muchas cosas buenas) no tiene dentro de su propio país mejores defensores que ustedes. Felicidades, chicos. Buen trabajo. Un saludo contra el terrorismo y a favor de la libertad económica.

Julio dijo...

Brillante ejemplo de cómo mezclar chrras con merinas.

Julio dijo...

Lo que opino del Sr. Arbusto

Asigan dijo...

Bah, eso es como decir que quienes critican la versión oficial son los mejores defensores del fanatismo islámico fundamentalista, a quienes descargan de responsabilidad en el suceso. Una nulidad como argumento, además de una muestra de juego sucio.

Me gustaría ver a todos estos acusando a Noam Chosky de defensor de Bush en su cara. Jejejejej