2009-03-25

Zero Investigación 11-S: Guía del espectador

La película «Zero» está hecha en formato documental, pero como tantas otras anteriores (Loose Change, Zeitgeist, In Plane Site, 9/11 Mysteries, Painful Deceptions...) introduce manipulaciones deliberadas que pueden resultar sutiles si no se domina el tema que tratan. He aquí una pequeña guía para que quien quiera verla pueda estar alerta de los trucos que emplea.

  1. Dario Fo es un premio Nobel DE LITERATURA, aspecto que NO SE NOMBRA al presentarlo.

    No tiene, por tanto, ninguna autoridad en la materia que se trata en la película Zero.

    Ningún premio Nobel con autoridad en materias de física ha puesto en duda hasta la fecha los acontecimientos del 11-S.

  2. Cuando en Zero dicen que las torres podrían aguantar probablemente varios impactos de aviones, hay que recordar que el sistema antiincendios fue instalado años después del diseño y construcción de las torres y no se incluía en los diseños «a prueba de aviones». Tal y como los ingenieros tenían previsto, los dos edificios absorbieron los impactos de los aviones. Probablemente se habrían salvado si no fuera por los incendios.

  3. Cuando hablan del Windsor, es importante recordar que la parte hecha de acero del Windsor colapsó por completo y que el hormigón, que es de lo que estaba hecha la torre Windsor (pero no las Torres Gemelas), aguanta mucho mejor el fuego. Eso nunca es nombrado por este tipo de películas. Véase el artículo Comparación con otros incendios para más datos.

    Los edificios hechos de acero siempre han causado serias preocupaciones en casos de incendios y hay numerosos ejemplos de edificios de acero colapsados en el artículo mencionado. Cuando comparan la torre Windsor con las Torres Gemelas no están haciendo una comparación entre edificios de igual estructura.

  4. No hay que olvidar que los incendios tardan cierto tiempo en desarrollarse, a la hora de entender por qué Brian Clark fue una de las únicas cuatro personas que sobrevivieron estando en pisos por encima del punto de impacto en la Torre Sur. En la película se utiliza su testimonio para insinuar que las temperaturas no eran particularmente elevadas, sin tener en cuenta el tiempo de desarrollo normal de un incendio. Al comienzo del mismo, lógicamente no son particularmente elevadas, pero a medida que se desarrolla esa situación va cambiando.

  5. Kevin Ryan es un ex-empleado de Underwriters Laboratories que fue despedido por motivos que no han trascendido con exactitud, aunque hay rumores que apuntan a que se comunicó con el NIST en nombre de su empresa dando datos incorrectos que dejaban a ésta en mal lugar.

    En cualquier caso, actualmente es un activista de las teorías de la conspiración, ayudando al físico Steven Jones en la publicación de un boletín supuestamente científico, en calidad de revisor. Los trabajos que ha dejado pasar en ese boletín no tienen calidad científica alguna y no es de extrañar que esas circunstancias influyeran en su despido.

    Su opinión es que los fuegos fueron de una temperatura muy baja como para debilitar el acero, en contradicción con la opinión de muchos expertos, incluyendo los organismos que realizaron la investigación posterior del incendio (como la Agencia de Dirección de Emergencias Federal, FEMA, cuyo informe es pasado por alto en la película).

    Cuando Ryan opina que el NIST manipuló los parámetros, hay que entenderlo desde el punto de vista de alguien que le está quitando importancia a un incendio mucho más serio de lo que él cree. Hay evidencias fotográficas suficientes como para demostrar que el equivocado en este punto es Ryan.

  6. El tiempo de colapso real de la Torre Sur, unos 15 segundos, es estimado incorrectamente como de 10 segundos (tal y como suele suceder, de nuevo, en este tipo de películas). Ese tiempo está basado en una frase del informe oficial de la Comisión del 11-S, relacionada con el poco tiempo que tuvieron para reaccionar y huir los equipos de emergencia, donde se dice que cayó en diez segundos, pero ni siquiera da referencias, por lo que cabe pensar que es una estimación aproximativa basada en los vídeos en los que el polvo oculta por completo la visión de la parte intacta de la torre.

    En este vídeo se calcula una estimación mejor basada en vídeos en los que se ve la torre a pie de calle y se distingue una parte entre el polvo: http://www.youtube.com/watch?v=qLShZOvxVe4. A pesar de ello, los que defienden la teoría de la conspiración gubernamental ignoran esa evidencia y repiten una y otra vez, en todos los medios, que el tiempo de caída fue de nueve o de diez segundos (según versiones).

  7. El tiempo de derrumbe del WTC 7 también está incorrectamente estimado. El tiempo de caída libre sería de unos 6,16 segundos, pero a los 6,5 segundos se ve claramente en una de las tomas cómo el edificio aún está a la altura de otro edificio anexo a él, de 99 metros de altitud, antes de perderse tras otros edificios. En esta página hay un gráfico explicativo, que muestra cómo quedaban aún unos 16 pisos por caer (un 34% del edificio aprox.) tras 6,5 segundos de iniciarse el derrumbe sólo de la fachada del edificio (que comienza unos diez segundos después de que el derrumbe interno empezara): http://www.ae911truth.info/show_image.php?id=27. Con ese dato, se puede estimar que, si la aceleración en la caída hubiera sido regular (que no lo fue), el tiempo total sería de unos 8 segundos, un 30% más que en una caída libre. El NIST estima que superó la velocidad de caída libre en un 40%, es decir, que estima el tiempo en unos 8,6 segundos.

  8. La presencia de metal fundido después del colapso no tiene nada que ver con el mismo. Los incendios subterráneos, que se prolongaron durante meses, dan cuenta del metal fundido que fue hallado a lo largo de todo ese tiempo. La temperatura medida por helicópteros en los incendios superaba los 1.500°C, siendo capaz por tanto de fundir el acero. Esas temperaturas son explicables por la ausencia de refrigeración en los escombros, algo similar a lo que pasa en los altos hornos.

    La presencia de una instalación de baterías de grandes dimensiones utilizada por el Banco Fuji para su centro de datos, justo en el piso en el que se produce el derrame, por otra parte, puede dar cuenta del metal fundido que se ve caer antes del colapso. Véase el artículo Metal fundido.

  9. La presencia de azufre está más que explicada. El yeso es sulfato de calcio, es decir, está compuesto de azufre y calcio, y había abundante cantidad en los muros del WTC. Las proporciones de bario y azufre halladas son inconsistentes con la composición del thermate o termato y pueden ser explicadas por los materiales de construcción utilizados (el bario en concreto se usa en la fabricación de ciertos cristales).

  10. No hay ningún testigo que diga haber visto una explosión. Los ruidos que muchos testigos oyeron y que entendieron como explosiones no necesariamente lo eran. Por ejemplo, en el lobby se escucharon ruidos que parecían explosiones y que eran escombros y hasta gente cayendo. Hay gente que dijo ver flashes, pero no acompañados de sonido de explosión. Nadie vio explosiones.

  11. El testimonio de William Rodríguez, trabajador del WTC, de que una persona apareció con la cara y la piel quemadas, se corresponde con los ascensores que cayeron arrastrando una bola de combustible ardiendo. Este fragmento de su testimonio ante el NIST es relevante en ese sentido:

    Una persona viene corriendo a la oficina diciendo explosión, explosión, explosión. Cuando le miro, tiene toda la piel retirada de su cuerpo. Colgando de las puntas de los dedos como si fuera un guante. Y dije: ¿Qué ha ocurrido? Él dijo los ascensores. Lo que ocurrió fue que la bola de fuego bajó con tal fuerza por el hueco del ascensor del 58º (50A) - montacargas, el mayor montacargas que tenemos en la Torre Norte, salió con tanta fuerza que rompió los cables. Se fue abajo, creo que siete pisos. La persona sobrevivió porque fue retirada del nivel B3. Pero esta persona, estando enfrente de las puertas esperando al ascensor, prácticamente se le vaporizó la piel.

    Fuente: Declaración de William Rodríguez ante el NIST

    Lógicamente, que una persona se quemara no implica presencia de explosivos, ya que los explosivos se caracterizan por su onda expansiva, no por su efecto calorífico. En cambio, los impactos de varios ascensores contra el sótano sí explica los sonidos de explosiones que muchos escucharon a la altura del sótano y del suelo.

  12. Las declaraciones del capitán retirado Russ Wittemberg, que habla de la maniobra del piloto que se estrelló contra el Pentágono como si ésta fuera una proeza, se contradicen con las de muchos otros pilotos activos que piensan que dicha maniobra se corresponde muy bien con un piloto novato, viendo claros indicios de impericia en su realización. Véase el artículo Piloto Novato. Era un mal piloto, pero incluso un mal piloto puede hacer un descenso en espiral e impactar contra un blanco.

  13. En el impacto contra el Pentágono, el avión se fue casi íntegramente adentro de la estructura. Por el exterior quedaron sólo trozos ligeros que rebotaron. Eso explica que no hubiera una «evidencia visual sustancial» alrededor del Pentágono: no era el lugar donde buscarla. El mito de que debió encontrarse algo se repite varias veces a lo largo de la película. Véase el artículo Ausencia de restos, donde hay abundante material fotográfico con fragmentos del avión en el exterior y algunos del interior, incluyendo restos de los motores y del tren de aterrizaje.

  14. La película miente directamente al mostrar un falso agujero de entrada. Muestra una imagen donde el agujero principal queda cubierto por la espuma antiincendios y no el agujero completo. Véase el artículo Agujero de entrada para una discusión sobre el tamaño del mismo. Aquí hay una imagen del agujero real, en el que se aprecia cómo nos mostraban solamente la parte que está a la altura del primer piso:

    Composición donde se ve la verdadera extensión del agujero

    La extensión del mismo era de más de 30 metros. Las puntas de las alas no pudieron romper la pared, pero los motores, el grueso de las alas y el fuselaje sí lo hicieron.

    Por cierto, repiten que el avión se «vaporizó», cosa que es falsa. Véase Análisis ADN para una discusión sobre este mito.

  15. Durante su investigación, el FBI confiscó 85 vídeos en total (la película dice 86) de muy diversa índole. Eso incluye vídeos tomados en las Torres Gemelas, entrevistas en Nueva York, cintas cogidas durante el registro a una residencia en Nueva Jersey, cámaras de vigilancia en Florida del Sur, entrevistas en el Pentágono, etcétera. Eso no quiere decir que hubiera 86 cámaras de vigilancia en el Pentágono o alrededores. Al contrario, los vídeos de las cámaras de vigilancia que protegen los accesos en la zona implicada ya han salido todos a la luz.

    Más sobre los 85 vídeos del FBI, en inglés, aquí: http://www.flight77.info/85videos.html

  16. Según el testimonio de Wittemberg, lo que se ve en los vídeos era más pequeño que un 757. Sin embargo, la deformación del objetivo tipo «ojo de pez», que es tenida en cuenta en una reconstrucción, indica que sí que se corresponde al tamaño del 757. Véase el tamaño relativo del avión sin «ojo de pez»:

    Vista del tamaño del avión sin «ojo de pez»

    Y compárese con la vista en «ojo de pez» teórica y con la imagen real:

    Comparativa entre el avión con «ojo de pez» y la imagen de la cámara

    Fuente: 9/11 Case Study: Pentagon Flight 77.

  17. Pese a que la película parece decir lo contrario, nadie dice que los vídeos de las cámaras de seguridad del Pentágono muestren claramente un avión. Simplemente, es la mejor imagen que hay, aunque no sea mucho.

  18. La velocidad del giro previo al impacto no era de 800 km/h, como sostiene la película. Después del giro el avión aceleró hasta alcanzar los 850 km/h. El giro mismo se realizó a unos 500 km/h, una velocidad muy normal para un giro así en un avión.

  19. El testimonio de Robin Hordon, controlador aéreo durante 11 años y alejado del mundo de la aviación durante al menos otros tantos, contradice los testimonios de muchos pilotos respecto a la habilidad necesaria para realizar el giro. Además, su experiencia como controlador se remonta a un periodo en el que la Guerra Fría estaba aún en pleno apogeo, por lo cual sus consideraciones no se pueden extrapolar a un tiempo de paz como el del año 2001. Hay una explicación que detalla este aspecto y muchos otros en el artículo Robin Hordon y el NORAD.

    En el testimonio de Danielle O'Brien, controladora aérea en Dulles durante el secuestro del AA77, falta la frase que añade al respecto:

    La velocidad, maniobrabilidad, la forma en que giró, lo que todos en la sala de radar pensamos, todos nosotros controladores aéreos experimentados, fue que se trataba de un avión militar. No pilotas un 757 de esa manera. Es inseguro.

    Es decir, que su opinión está fundada en que es inseguro pilotar así un 757, no en que las maniobras sólo pudiera realizarlas un avión militar.

  20. La declaración de Nila Sagadevan de que es aerodinámicamente imposible llevar un avión a esa altura, se contradicen con la de muchos otros expertos e incluso con vídeos de «pasadas» a baja altura de 757: http://www.youtube.com/watch?v=r9DSXVceQKM

    Poco podrá sorprender a estas alturas que Nila Sagadevan también vende su propio libro sobre el 11-S.

  21. El espacio aéreo «más protegido del mundo» no es el Pentágono, ni mucho menos. Es la llamada ADIZ (Air Defense Identification Zone, nombrada en la película), una franja que se extiende desde la costa de EEUU hacia mar adentro. Después del 11-S se añadió Washington a la ADIZ. Antes, no estaba. Había una zona restringida, sí, pero esa zona ha sido sobrevolada por multitud de avionetas y aviones sin que nunca les pasara nada. El aeropuerto Reagan, sin ir más lejos, se encuentra a muy poca distancia del Pentágono y una de sus pistas está alineada con éste.

  22. Las baterías antiaéreas que aparecen en una animación son pura fantasía. Véase el artículo Defensas antiaéreas Pentágono. El Pentágono no es «el edificio más protegido del mundo»; eso es otro mito.

  23. Las reglas sobre la interceptación de aviones en la parte continental de Estados Unidos son diferentes a las que se aplican de costa para afuera, la ADIZ. La interceptación en dicha zona costera era una maniobra rutinaria; en la zona continental, sólo hay un caso documentado y llevó más de hora y cuarto. Véase el artículo Interceptación del N47BA para más información sobre esta interceptación concreta.

    Un secuestro tenía, hasta el 11-S, consideración de violación de leyes. No se consideraba un asunto de defensa nacional. Los militares no eran policías; no iban tras cada avión que se sale de rumbo o cuya señal se pierde, ni siquiera tras cada avión secuestrado. Desde entonces, algunas normas han cambiado en ese sentido, pero hay que entender la situación con esa perspectiva.

    De nuevo, el detallado artículo Robin Hordon y el NORAD explica en detalle los procedimientos en vigor y por qué el NORAD no pudo actuar. También es relevante el artículo Interceptación de aviones.

  24. La afirmación de que ha habido 67 emergencias aéreas con interceptación en 2001 no es cierta. Ha habido 67 scrambles o puestas en el aire de aviones militares. La fuente original de esa cifra no especifica dónde; es presumible que se trata de la ADIZ, la zona que el NORAD vigila con especial atención, que es la única donde constan tales interceptaciones.

  25. La defensa aérea reaccionó sin esperar órdenes. No podían tomar la decisión de derribar los aviones, pero esa situación no se dio porque no pudieron en ningún momento alcanzar ningún avión. Despegaron dentro del tiempo de alerta que tenían previsto (de hecho, tal tiempo era de 15 minutos y lo hicieron en 7, gracias a su anticipación). Por supuesto, las normas fueron cambiadas al ver los efectos de las anteriores; eso no tiene nada de particular.

  26. Hay indicios de que Mohamed Atta podía ser bebedor, lo que hace que se ponga en duda que fuera un fundamentalista. En realidad no debería, porque hay una secta dentro del islam, los Takfir wal-Hijra, fundamentalistas extremos y que tienen unas reglas que permiten a sus miembros ciertas licencias con objeto de mezclarse con la población:

    Un elemento primordial de la práctica religiosa Takfir es el subterfugio. La amenaza de los Takfir es que son asesinos fríos, sin corazón que podrían perfectamente ser el vecino o la vecina de al lado. A los miembros de Takfir Wal Hijra se les permite olvidar las restricciones de la ley islámica para mezclarse en las sociedades infieles.

    En otras palabras, los Takfir pueden tener sexo con mujeres libertinas, beber alcohol, comer cerdo y hacer lo que sea que consideren apropiado para avanzar en su misión.

    Fuente: Al Takfir Wal Hijra

    Se cree que Mohamed Atta pertenecía a esta secta. ¿Pudo convencer a los demás para unirse? Tal vez.

  27. Hay otras personas con el mismo nombre que los terroristas. Esto no prueba que fueran los culpables. Por ejemplo, véase esta fotografía de Saeed Al Ghamdi, piloto de líneas aéreas saudí, y compárese con la adjunta del secuestrador Saeed Al Ghamdi, para comprobar que la coincidencia de los nombres no quiere decir que fueran las mismas personas:

    Los dos Saeed Al Ghamdi, el piloto de las líneas aéreas saudíes y el secuestrador

    En el caso de Abdul Rahman Al-Omari, el problema es que fue acusado inicialmente por el FBI de ser uno de los secuestradores, aunque después corrigieron el nombre y nombraron a Abdulaziz al-Omari.

    Y así sucesivamente; véase el artículo Secuestradores vivos o muertos.

  28. Respecto al presunto anillo de oro de bin Laden, no hay ninguna evidencia de que el anillo fuera realmente de oro; en los vídeos no se apreciaría la diferencia con uno de bisutería, por ejemplo. Osama bin Laden no estaba necesariamente transgrediendo regla alguna.

  29. El origen del nombre de Al Qaeda («base de datos», según Robin Cook) es irrelevante a la hora de determinar que de hecho se trata de un grupo terrorista.

  30. Es falso que los presuntos pilotos fueran incapaces de manipular aviones. A todos se les había alquilado avionetas en algún momento. Hay incluso una fotografía de Ziad Jarrah subido a un avión:

    Ziad al-Jarrah a los mandos de un avión

  31. La incompetencia de la CIA es censurable, pero no necesariamente por conspiración. Parece que estaban más ocupados en investigar a los demócratas que en hacer el que se supone que es su trabajo.

  32. La Comisión del 11-S realizó unas 1.200 entrevistas, de las cuales sólo 160 fueron públicas. El resto fueron a puerta cerrada. El testimonio de William Rodríguez está recogido no en el informe, pero sí en el resumen de la entrevista, como tantos otros. No servía a los propósitos de la Comisión, que tenía como deber informar de la situación que había llevado a los ataques y tratar de poner los medios para evitarlos en el futuro.

  33. El aprovechamiento de la situación por parte del gobierno, sin duda ha ocurrido, pero no implica que fuera obra suya. Cualquier estratega sabe que debe aprovechar las circunstancias de la manera que más le favorezca.

En resumen, si quieres pasar un rato divertido con las fantasías de Zero, puedes entretenerte un rato. Pero a pesar del formato documental, hay que tener en cuenta que solo es una película de entretenimiento, no una muestra de evidencias de conspiración alguna.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

medida por helicópteros en los incendios superaba los 1.500°C,..

¿Cómo se pueden conseguir en un incendio con aire como comburente (no oxígeno puro) temperaturas de 1500º C?

Red crítica del 11-S dijo...

La proporción de comburente en el aire no es el único factor determinante, pues sólo influye en la velocidad de reacción, que se traduce en forma de potencia (energía aportada por unidad de tiempo). Pero si se aporta energía continuamente a un sistema y ésta no se libera a la velocidad suficiente, la energía se acumula y por tanto la temperatura crece. Es lo que pasa cuando cerramos la olla en la cocina para que no se escape el calor, por ejemplo. Con la tapa abierta, hace falta más potencia de fuego para que hierva el agua que con la tapa cerrada. También es comparable al efecto invernadero, en el que la cantidad de energía disipada por la Tierra es inferior a la que disipaba antes y como consecuencia la temperatura aumenta. La comparación con un alto horno del artículo también tiene el mismo origen.

La cantidad de energía liberada también crece con la temperatura; por eso hay un límite máximo para una potencia dada y no crece indefinidamente, a menos que se trate de un sistema cerrado perfecto en el que no hay liberación de energía, cosa que en la vida real no existe.

Otro buen ejemplo son las vetas de carbón ardientes subterráneas de Australia, que con un aporte mínimo de oxígeno, alcanzan los 1.700°C (fuente: ABC Australia).

Por otra parte, los generadores de oxígeno de los aviones sí pudieron aportar mucho comburente a los fuegos, pero, al igual que pasaría con la termita, es inverosímil que fueran el factor que mantenía vivos los incendios durante meses.

Algunos investigadores apuntan que el agua utilizada por los bomberos para tratar de frenar esos incendios podría también haber tenido el paradójico efecto de aportar oxígeno a la combustión, avivando ésta:

«The reaction between IRON AND STEAM is also very EXOTHERMIC and fast at temperatures above 400 deg C. This reaction produces Fe3O4 AND HYDROGEN. It is the classic example of a REVERSIBLE REACTION studied in Chemistry labs at high school. But believe it or not, back at the turn of the century, the reaction of iron and steam was used as an industrial process for the manufacture of hydrogen.

»I think iron and steam could have reacted in this way (at least for a while) and generated a lot of heat. What is more, the hydrogen released would have been converted back to water by reaction with oxygen, thereby generating even more heat. In this case spraying water on the rubble pile was like adding fuel to a fire!»


(fuente).

Red crítica del 11-S dijo...

Traigo aquí un comentario de un anónimo, que lo dejó en la entrada equivocada (sigue a acontinación)

Anónimo dijo...

Ningún premio Nobel con autoridad en materias de física ha puesto en duda hasta la fecha los acontecimientos del 11-S.Vaya, entonces para apoyar las teorías alternativas no te bastan más de 600 arquitectos e ingenieros, tiene que ser un Premio Nobel de Física.

En cambio, para apoyar la teoría oficial no pides un Premio Nobel de Física.

Julio dijo...

Si te fijaras un poquito, sois vosotros los que aludís constantemente a la autoridad de arquitectos e ingenieros. Incluso, como en Zero, a la autoridad de un premio Nobel en literatura.

Que un experto en fusión fría, o un arquitecto que diseña aparcamientos diga cosas me trae sin cuidado. Me importa lo que dicen, no sus títulos. Y si están equivocados, sus títulos no van a hacer que tengan razón.

Anónimo dijo...

¿Como explicas la "coincidencia" de que se hicieran simulacros de secuestros de aviones para estrellarlos contra edificios, lo cual hizo que los controladores aéreos ignoraran que varios aviones se habían desviado de sus rumbos y dieran la alerta a las fuerzas aéreas?

Anónimo dijo...

¿Y como explicas la "coincidencia" de que 1 día antes de los atentados en Londres si hicieran también simulacros de terroristas que hacían estallar lo vagones de metro en las mismas estaciones que sucedió? Y no me lo invento hay una entrevista de la CNN a uno de los que organizo ese simulacro.

Julio dijo...

No hay ninguna casualidad que explicar porque:

a) El ejercicio que se iba a realizar el 11S se suspendió antes de comenzar.
b) El ejercicio era un ejercicio simulado que se realiza en ordenadores previstos para tal efecto, y sirve para comprobar la cadena de mando. No había aviones reales en vuelo.
c) La FAA sólo participa en ejercicios a pequeña escala, que involucran a sectores locales del NORAD. No era el caso del 11S, que era un ejercicio a gran escala que involucraba a todo el NORAD. El papel de la FAA lo simulaba el propio NORAD.
d) Una parte del ejercicio consistía en la simulación (en los ordenadores de ejercicios del NORAD) de un avión secuestrado que venía desde el océano. En ningún caso era un secuestro con intenciones suicidas. Era un ejercicio que se había venido realizando desde hacía 33 años antes, por lo menos.
e) No estoy metido en el tema de Londres y el 7-J, pero viendo como son las "casualidades" del 11S, no me extrañaría que fueran del mismo tipo.

Más información en Juegos de guerra

Anónimo dijo...

Ósea que no sabían que iban a ser atacados por terroristas suicidas en aviones secuestrados….pues para no saberlo …en junio del 2001 hicieron este curioso ejercicio

http://www.youtube.com/watch?v=hK4W8ywPbMQ


Luego en este blog se afirma que no hay baterías antiaéreas protegiendo el Pentágono..espero que le suene la zona P-56 de exclusión aérea, pero se apoya en el siguiente enlace:

http://11-s.eu.org/Defensas%20antia%E9reas%20Pent%E1gono

Aquí se afirma esto:

“Cita de: Entrevista con April Gallop
(Entrevistador): [...] He oído que, a fecha 11 de septiembre, las baterías antiaéreas eran automáticas, en otras palabras, que habrían disparado automáticamente contra cualquier avión que se acercara que no transmitiera la señal apropiada amiga o enemiga. ¿Es eso cierto?

(April Gallop): Sí, es cierto. Sirven para intentar guiar al avión que se aproxima violando el espacio aéreo a un lugar seguro para aterrizar. Hacer un esfuerzo razonable para guiarlo abajo. O derribarlo.

En función de la respuesta, cabe dudar de si Gallop entendió plenamente la implicación en la pregunta de la existencia de baterías de misiles cuando dijo que sí era cierto. Más bien alude a la rutina de los cazas cuando interceptan un avión. Los misiles antiaéreos no guían al avión a un lugar seguro para aterrizar.”



Madre mía “los misiles antiaéreos no guían al avión a un lugar seguro para aterrizar” ….que bueno!!!! Demoledor!!! Jajajaja….los misiles no, pero sus radares SI….vamos a ver, las baterías antiaéreas tienen su propio radar de seguimiento ¿o como creen ustedes que dirige el misil hacia el objetivo?. Pero el mismo radar puede actuar como una mini torre de control, pues localiza y comunica con aviones “amigos”, así como advierte a aviones no identificados, que pueden ser derribados o directamente si tienen la certeza que es hostil los abaten. Por lo tanto el sistema antiaéreo que compone una batería esta dotado de radares bastante más sofisticados que los utilizados en aviación civil .

Lo mejor es que el autor de la cita anterior, interpreta de forma personal que April Gallop no entendió la pregunta, cuando en realidad quién no entiende claramente de armas es este señor.


Un video interesante:
http://www.youtube.com/watch?v=0OPxDSKY2pE


Algunos tipos de baterías antiaéreas desde misiles a cañones todos tienen en común su propio radar:


http://www.youtube.com/watch?v=K3sESrQi7M8

http://www.youtube.com/watch?v=U3r7AL_hLQQ&feature=fvsr

http://www.youtube.com/watch?v=wArPao03q68

Julio dijo...

espero que le suene la zona P-56 de exclusión aérea,

Zona de exclusión aerea entre nivel del suelo y los 18000 pies que afecta al centro de Washington (desde el monumento de Washington al capitolio, los Smithsonian y la casa blanca. Lo que se conoce como el "Mall"). Y también el observatorio naval.

¿Y qué demuestra eso? ¿El monumento a Washington no es un oblisco sino un gran misil?

Pedro Gimeno dijo...

Amalgam Virgo no tiene nada que ver con terroristas suicidas en aviones secuestrados. El ejercicio tenía que ver con un misil, y en su lugar se usó un avión por control remoto para no dañar nada y poder recuperarlo.

La zona P-56 de exclusión aérea ha sido sobrevolada en multitud de ocasiones sin ninguna consecuencia. Cito del mismo artículo del que copia el anónimo, que parece que no ha leído completo:

«Más de 2.000 aviones "de interés" se han detectado sobre el espacio aéreo de Washington desde enero de 2003, dijo Beardsworth. El número de aviones que violaron la zona de prohibición de vuelo bajó de 164 en los seis meses anteriores al 20 de enero de 2003, a 30 entre esa fecha y el 14 de mayo de 2004».

Respecto a la crítica del anónimo sobre el hecho de que las armas están equipadas con radares de seguimiento, tengo que preguntar: ¿Cómo puede un radar de seguimiento guiar a un avión a un lugar seguro para aterrizar, que es lo que afirma Gallop? Los aviones tienen su propio sistema de navegación, y los radares de seguimiento no están diseñados para guiar a un avión a un lugar seguro, precisamente.

Respecto al «vídeo interesante» que nombra, es precisamente un fragmento de la película Zero que es rebatida en esta entrada; en particular el que habla al principio es Robin Hordon.

Anónimo dijo...

Que cobarde es el no qurer ver tanta evidencia y refutarlas como si fueras todo un sabelotodo, te miro mas como alguien que se le pago para que contestara estos espacios, verguenza y pena por ti amigo, vales lo mismo que la mierda que fraguo toda esta parodia para ponerla como pretexto para la guerra y asi ganar dinero.

Pedro Gimeno dijo...

Anónimo, evidencias son precisamente lo que les falta a estas películas para ser creíbles. Atender solamente a un lado de la controversia en lugar de sacar conclusiones tras analizar en detalle las dos partes, es precisamente la actitud cobarde que tú mismo denuncias, porque rechazas todas las evidencias que demuestran que te equivocas, en favor de las que confirman tus prejuicios, que son en el mejor caso pruebas circunstanciales, en muchos casos apelaciones a la incredulidad y, en los peores casos, mentiras.

Para tener un pretexto para justificar la guerra no hacía falta implicarse en la comisión de los atentados; bastaba con desoír las advertencias de que un ataque inminente iba a producirse. Esa es una posibilidad que ninguno de los autores que participan en este blog ha descartado. Sin embargo, todas las pruebas de que disponemos apuntan invariablemente a que diecinueve terroristas secuestraron y estrellaron cuatro aviones, tres de ellos contra sendos edificios, causando la destrucción del complejo WTC y una parte del Pentágono, y un cuarto contra el suelo.

En este campo, los vendedores de conspiraciones encuentran terreno abonado en los prejuicios del público, lo cual les otorga automáticamente una credibilidad que no merecen. Pero si se analizan sus afirmaciones, como hemos hecho en esta entrada, pronto se ve que sólo venden humo. Separar el grano de la paja es fundamental si se quiere averiguar la verdad de lo que sucedió. Hace mucho que vengo diciendo que investigar en la línea de la autoría gubernamental es contraproducente, porque las pruebas son tozudas e indican que no fue así; y se queda por investigar la vía más probable que es la implicación pasiva del gobierno en permitir los ataques. Sobre eso hay pruebas y evidencias que están siendo ignoradas porque la idea de que volaron los edificios suena más emocionante.

Pero las «evidencias» como las presentadas en la película Zero (que los incendios «no eran para tanto», que el acero no pierde rigidez con el calor cuando es bien sabido que sí lo hace, que el tiempo de caída fue de 10 segundos cuando cualquiera puede coger un cronómetro y refutarlo, que el metal fundido es prueba de algo, que las explosiones indicaran la presencia de bombas, etcétera) no tienen ninguna base y sólo sirven para engatusar al público.

Francisco dijo...

Excelente blog. Espectacular documento y documentación. Un gran ejemplo de pensamiento crítico y escéptico.
Muchos de esos documentales impactan por sus imagines, y soundtrack dramático pero carecen de objetividad científica.
Claro que es difícil comprender mucho de su análisis cuando uno tiene una pésima base científica pero la misma web tiene excelente información si uno sabe buscar y discernir.
Gracias por su esfuerzo.

Anónimo dijo...

El esfuerzo que hace pgimeno, en los numerosos foros en donde participa, para convencernos de que no hay evidencias de que la conspiración fuese la verdadera causa de los atentados del 11S, es elogiable, ..pero un tanto sospechoso. Ni siquiera las autoridades usa han hecho semejante esfuerzo. Claro que a ellos les ha bastado tener a todos los medios de información bajo estricto control.
Para mi, en cambio, lo que sí queda patente es que las evidencias que no lo fue son inexistentes, absolutamente inexistentes y ello principalmente debido a que precisamente los acusados de haber diseñado, finaciado y ejecutado (quienes eran realmente esos 19? de donde salieron? por qué hay tantas contradicciones respecto a su autoria? como es que se les permitió residir en eeuu siendo "sospechosos habituales"?)
Nadie con sentido comun puede creer la historia de los 19 mozos capitaneados por bin laden. Nadie.
No es necesario mas analisis que el de ver cómo los atentados se efectuaron DESDE DENTRO DEL PAIS, PERO QUE:
1: bin laden no participó
2: nadie reinvindicó NI HA REIVINDICADO NUNCA los atentados

Chem Ten
ps/ PGimeno: puedes impedirme escribir en los foros donde eres administrador, pero no podrás evitar tenerme enfrente en este asunto durante toda la vida.

Asigan dijo...

Chem Tem escribió:


ps/ PGimeno: puedes impedirme escribir en los foros donde eres administrador, pero no podrás evitar tenerme enfrente en este asunto durante toda la vida.


Caramba, esto suena a "haré de ello la misión de mi vida". Muy racional.

Nadie le impide escribir en esos foros, lo que se le exige con toda la razón del mundo es que, para hacerlo, cumpla las normas. Usted las incumple, se vanagloria de cuanto le divierte hacerlo y lloriquea cuando obtiene éxito en su provocación. Muy racional.

"Nadie cpon sentido común puede creer" es una forma de decir "yo no me creo". Evidentemente, la realidad prescinde de lo que usted pueda creer o no. De hecho, suceden cosas increíbles continuamente. En todo caso, las evidencias apuntan a esos 19 personas de manera incomparablemente superior a como puedan apuntar a cualquier miembro del gobierno. Y eso no le supone a usted ningún problema para acusarlos. Muy racional.

Cualquier fisura en la versión que culpe a los terrosristas es interpretada ppor usted como prueba de conspiración gubernamental. Exige un nivel de certeza a las evidencias que raya la perfección...siempre que no se trate de acusar al gobierno estadounidense. Muy racional.

En realidad, tener enfrente a tipos solo perjudica por hacer la vids demasiado sencilla.grecys

Anónimo dijo...

SE ESFORZARON MUCHO EN REALIZAR ESTE DOCUMENTO, QUE DEJA AL SANGRIENTO IMPERIO YANKEE COMO LOS AGRAVIADOS. PERO LAMENTABLEMENTE LA VERDAD ES OTRA, NO LA QUE CUENTAN USTEDES.

Julio dijo...

"sangriento imperio" no es incompatible con "agraviados". Muy al contrario, yo diría que es inevitable, dado que un "sangriento imperio" es seguro que se creará muchos enemigos, y tarde o temprano, estos enemigos conseguirán "agraviar" al "sangriento imperio".

Anónimo dijo...

Lo siento pero lo del pentágono no me lo creo:
http://www.pentagonstrike.co.uk/pentagon_sp.swf

Anónimo dijo...

¿No te crees lo del Pentágono y decides creer eso?

http://11-s.eu.org/11-s/Pentagon%20Strike

zip dijo...

Muchas gracias por dedicar su tiempo a desmentir este saco de mentiras o verdades a medias.

Debo decir que si no estás informado sobre el tema (como era mi caso), te quedas con la boca abierta con algunas afirmaciones, por suerte tuve la decencia de informarme sobre algunas cuestiones que aparecen. La conclusión es que mienten descaradamente y hasta me atrevería a decir que lo hacen a propósito. No pueden poner una fotografía del agujero de entrada del pentágono claramente tapado por el chorro de espuma y ver en otras fotografías que el agujero es mucho más grande de lo que se afirma. Es inadmisible...

A los que defendéis este vídeo: ¿qué os hace pensar que si os mienten en eso no os mienten en todo lo demás? En esta página, por lo menos se toman la molestia de explicar cada punto de una manera lógica.

Debo agradecer a este vídeo haberme abierto los ojos para no creer lo que veo en ciertos "documentales". Ahora que conozco sus técnicas puedo volver a ver ciertos vídeos de otra manera.

Un saludo y les animo a seguir desmintiendo "películas", "documentales" y vídeos que son los medios más utilizados para convencer a personas que tienen dudas sobre lo que pasó ese fatídico día.

Anónimo dijo...

Bueno, no me creo las teorías conspiratorias, pero tampoco las suyas, pues se basan al igual que las anteriores en razonamientos que no se sustentan con ninguna prueba física, por lo tanto, ambas teorías acaban no sosteniéndose.
Mi pregunta es, atacadas las torres, y atacado el pentágono, sí de verdad hubieran querido dar un golpe contundente desde su visión islamista, ¿por qué no atacaron la Casablanca?
¿Quizás por qué el sistema de gobierno americano entraría en un total colapso?
¿No era este el fin de los atentados islamistas?,
Sin embargo los ataques al WTC y al Pentágono, ambos igual de mortíferos e impactantes no tienen ese mismo fin.
¿Por qué teniendo la oportunidad de por decirlo así, darle en el corazón al eterno enemigo simplemente lo provoca para entrar en una guerra que los islamistas sabían de ante mano que iban a perder?
Los objetivos representan fines diferentes, y no entiendo por qué ninguna de las teorías contempla estos hechos en lugar de seguir tapando la verdad ambas.

Julio Plaza dijo...

Por donde empezar...

Si te sirve de algo, se especula que la Casa Blanca o el Capitolio era el objetivo del UA93 (el de pensylvania)

Por otro lado, ¿realmente crees que hay diferencia entre atacar la casa blanca, y el centro económico-financiero de EEUU, y su centro de defensa más emblemático?

Y a efectos prácticos ¿crees que la respuesta de EEUU hubiera sido distinta, que hubiera habido otras consecuencias? Atacar el pentágono, y las torres gemelas tiene mucho de simbólico... ni más ni menos que atacar la casa blanca. Pero a nivel práctico ¿en qué merma eso la capacidad de respuesta de EEUU? En nada.

Y respecto a las pruebas, te remito a las aceptadas en el juicio contra Zacarías Moussaoui , donde podrás ver por ejemplo los movimientos de dinero desde Oriente Medio a EEUU para financiar a los suicidas, las hojas de ingreso de los suicidas en academias de vuelo, el uso que hicieron de simuladores, manuales de vuelo... en fin, muchas de las cosas que dan forma a la llamada version oficial y que permite unir los puntos de las evidencias.

Emile Zola dijo...

No refuto ni a uno ni a otros. Sólo estoy convencido de que es materialmente imposible que los Servicios Secretos estadounidenses no supieran de los preparativos de los atentados.

¿Recuerdan no hace mucho el estudiante valenciano (creo) que preparaba una bomba en su casa, actuaba solo y no había dicho nada a nadie sobre el tema, y fue detenido por la policía?

Los servicios secretos saben prácticamente todo lo que se cuece en un país. Evitan y dejan pasar lo que interesa.

Anónimo dijo...

Jajajaja. Por Dios, y se supone que con todo esto pretende desmentir a las "teorías conspirativas"... No se trata más que de un montón de cuestiones de detalle que no tocan ningún punto principal deliberadamente... Importa un rábano si las Torres tardaron 10 o 15 segundos en caerse, explíqueme cómo un edificio de acero y concreto queda reducido a polvo. ¿Y el edificio 7? Es necesario negar lo que se ve con los propios ojos para creer la explicación oficial... La cual por cierto tiene más agujeros que cualquier teoría "conspirativa"... Bueno, cada uno se gana su sueldo como puede, suerte...

pgimeno dijo...

Jajajaja. Por Dios, y se supone que con todo esto pretende desmentir a las "teorías conspirativas"... No se trata más que de un montón de cuestiones de detalle que no tocan ningún punto principal deliberadamente...

Con todo esto se pretende desmentir la película "Zero: Investigación 11-S". Si la película no toca ningún punto principal deliberadamente, no es cosa nuestra.


Importa un rábano si las Torres tardaron 10 o 15 segundos en caerse, explíqueme cómo un edificio de acero y concreto queda reducido a polvo.

No puedo explicar tal cosa. Pero como eso no sucedió el 11 de septiembre de 2001, tampoco tiene relevancia que no lo pueda explicar.


¿Y el edificio 7? Es necesario negar lo que se ve con los propios ojos para creer la explicación oficial... La cual por cierto tiene más agujeros que cualquier teoría "conspirativa"...

Las teorías conspirativas no tienen agujeros porque no existen. No hay ninguna narración alternativa de lo sucedido el 11 de septiembre que explique todo lo que vimos. Ninguna.